Invitados de honor

martes, 10 de febrero de 2009

Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros III

¿Quiénes son los mejores maestros?

La derrota, el sufrimiento, los errores, los golpes de la vida. Se ve en todas partes que la gente inmadura lo es porque nunca en toda su vida han tenido ni el más mínimo problema.

Por otro lado, hablando de maestros como profesores de colegio, guardo un gratísimo recuerdo de Ismael, un profesor de E.G.B. al que adoraba. Desde aquí quisiera mandarle un saludo, aunque nunca lo leerá. La última vez que le vi, hace ya más de 8 años, recibí un shock al observar que se había vuelto un hombre amargado. Parece que acabaron con su gusto por la enseñanza. Me da muchísima pena….


¿La primera necesidad?

Pobre de aquellos cuya primera necesidad sea el dinero. La mía es la felicidad. Si me siento razonablemente feliz no me importa lo demás. Vale. Es fácil decirlo cuando no estás muriendo de hambre o de una enfermedad. Pero muchas personas tienen salud y dinero y son tremendamente infelices, sienten que sus vidas no valen nada. Y yo no quiero llevar una vida desdichada, quiero una vida plena, una vida que haya vivido, que haya sido buena, aunque no pueda permitirme todo lo que quiera o no vaya a vivir cien años. …es cierto que hay gente, niños, que mueren de hambre, o de cáncer, o cosas peores… es horrible. Te hace replantearte todo, aunque no dejo de pensar que si fuera a morir mañana me gustaría ser feliz por hoy. Me gustaría no morir, pero si voy a hacerlo quiero haber sido feliz…


¿Cuál es el misterio más grande?

Nunca he entendido como pueden volar los aviones!!! Por más que me lo expliquen no me entra en la cabeza xDDD Aparte de eso… después de la muerte.. qué habrá? O_oU

8 comentarios:

TARANTULA dijo...

!Que me dirias si hoy fuera mi último día de vida?
!ami,,,se me haria muy corto!!
!quiero saborear tantas cosas,,,

los pequeños detalles,cada vez me hacen más feliz!esos que no vemos!!

gracias por esta relexión.... beso

Eirene dijo...

Muy cierta esa reflexión.

Alguien me dijo una vez (y creo que fue lo único interesante que me dijo, XD)que si hoy supiera que el mundo se acabará mañana, plantaría un árbol. Creo que es así como queremos vivir, saboreando con esperanza hasta el último momento.

Un besico, Versus.

Cathan Dursselev dijo...

¿y quien dice que hoy no sea nuestro último día? Para morir solo hay que estar vivo, así que puede que este no solo sea mi último día de vida, sino hasta mi última hora con vida.

Pero, al menos, sé que habré sido feliz porque, como dices, no es el dinero lo que prima en vida. Son pequeñas cosas que hacen que la felicidad esté por encima de otras cosas más banales.

Espérame en Siberia dijo...

jajajajaja tenemos la misma inquietud con los aviones. Igual y no es que por más que nos lo expliquen no entendamos, si no que nos quedamos igual de asombradas. ¿No crees? =D

Sary** dijo...

me gustan tus reflexiones, son muy profundas e inmensamente ciertas... aún asi no es necesario gran cosa para ser feliz, como dice Tarántula son las cosas pequeñas las que realmente tienen importancia... levantarte una mañana, asomarte a tu ventana y ver el amanecer, el cielo con tantas tonalidades y las nubes color rosa, como si fuera un cuadro pintado por un niño; inspirar el aire fresco y escuchar el piar de algunos pájaros que cruzan el cielo. En cierta forma te hace sentir pequeña respecto al mundo pero te llena inmensamente... cosas pequeñas, que se hacen grandes cuando las miras de una forma distinta.

+Gracias por pasarte por mi blog, un saludo

Versus Die dijo...

muchas gracias a todos por vuestros comentarios y sobre todo por pasaros por aqui. Ando un poco-bastante despistada como siempre y no le dedico a esto y a devolveos las visitas todo el tiempo que querría. Sabeis que no tengo internet en casa.
Un beso para todos

Nemo dijo...

Hola! Leí el cariñoso comentario que habías dejado en mi blog, y te debía una réplica (perdón por ser tan lento).
Buenas reflexiones, las tuyas y las de los contertulios...
Yo también pensaba que los mejores maestros eran los golpes, pero ahora tengo mis dudas: creo que practicamente NADIE sabe estimular de una manera positiva el crecimiento de otra persona. Y creo que son los estímulos, las ganas de crecer, los que te hacen cambiar. Y siempre de una manera más positiva que los golpes (que siempre, siempre, dejan marcas).
Un abrazo

Ligeia dijo...

Tu primera necesiada es la misma de todos, en mi opinión todos buscamos eso.

Leí o escuché (no recuerdo bien) sobre un balance vital, hace cerca de un año, era algo así como De pequeño estarías satisfecho con la vida que tienes ahora? Desde hace un año busco (y pretendo) que sea así. Mi consejo, que no te quede nada por hacer, no merece la pena malgastar uno de los 1440 minutos del día.

Un saludo. Buen blog.