Invitados de honor

miércoles, 25 de febrero de 2009

Esta misma semana leía un artículo de Carlos Herrera en XL Semanal, la revista de ABC, titulado "Raphael, el más". Nunca compro ABC porque me parece un periódico de lo más fascista, como pude comprobar una vez más, pero este domingo traía de regalo la película "Las Vírgenes Suicidas", de Sofía Coppola, que deseo ver desde hace tiempo y que se vino a casita conmigo por dos euros de nada.
EN cuanto al artículo, éste trataba de un asiduo comprador de discos de rock y un dependiente asombrado por la última petición del susodicho: el último de Rapahel. En fin, comienza una disertación en la que el cliente se presenta como un tipo muy enrollado, un rockero de los de antes que empieza a excusarse patéticamente y a explicar por qué el hecho de que le guste Raphael le hace aún más enrollado.
O eso se cree él. Porque este alter ego de Carlos Herrera sale del paso con nula credibilidad. Que no por hacer desfilar una ristra de nombres significa que se sepa de lo que se está hablando y yo no me creo en absoluto que él sea el empedernido rockero que prentende ser.
Más que nada porque ningún fan de Bunbury escribiría "Bumbury". Porque ningún seguidor de David Coverdale le llamaría David Coverdale's. Y porque, desde luego, nadie a quien le entusiasme y recomiende encarecidamente "Child in Time", de Deep Purple, le cambiaría el nombre por "Sweet Child in Town".
Ya puestos lo que me extraña es no haber leído otras abominaciones como "Deep Purpel" o "Asel Rose"... ¬¬
Creo que el señor Herrera no sabe de lo que habla, creo que de todos los músicos mencionados el único que realmente escucha es Raphael. Y en fin, yo le diría que querer hacerse el moderno no es moderno para nada, y que hacerse el entendido no le da un valor añadido a su opinión, y menos si se le ve el plumero a cada frase.

6 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Pero de ese tipo de personas hay en todos lados y las hay al por mayor. No conozco al señor del que hablaste en tu texto, pero sé de mucha gente así.
Y nada, creo que se deberían leer a Onetti un día de estos y entender que para ser original no hay otra regla más que serlo de forma innata.

Un abrazo.

Versus Die dijo...

Pues sí, me lo vas a decir a mí, que tengo menos imaginación que una caja de zapatos T.T

besos ^^

Espérame en Siberia dijo...

Jajajaja. Yo es que es muy raro que llegue a soñar en otro idioma; tengo que estar mucho tiempo en el extranjero para que se me cuele alguna frase en el idioma del país en el que estoy. Pero creo que al final son incoherencias, así que no cuentan.

Muá :)

Nausicaa dijo...

Q desastre de articulo!!! Para q le trague la tierra vamos :P

Espérame en Siberia dijo...

¡Cambiaste el color de tu blog!
Ahora es rosita, no sé por qué nunca creí que te gustara ese color jajaja.

Y tienes razón: también se vale usar lo que no te sienta bien, que la decisión sea propia.

Muá =D

·c·r·u·e·l·a·p·p·e·a·l· dijo...

vaya tela con el Herrera..jajaj habrá que leerlo.
1 Saludo