Invitados de honor

lunes, 26 de enero de 2009

Incredulidad

Tres libros me llevé el viernes de la biblioteca. En préstamo, claro. No me gusta llevarme uno o dos, prefiero llevarme tres, y porque no dejan sacar más de una vez, que si no..
En fin, a lo que voy.. soy un poco cotilla, lo confieso. Cuando alguna persona viene a devolver un libro, quiero saber cuál es. Y cuando yo me llevo uno, miro siempre cuánta gente lo ha leído antes que yo. No me alargaré, que hoy estoy algo espesa. La sorpresa viene cuando cojes El Gran Gatsby, de Scott Fitgerald, o El Jugador, de Dostoievski, que al margen de si son obras maestras o no, yo creo que son libros que hay que leer (de la misma manera que hay que ver determinadas películas si te consideras un cinéfilo) y te pasa lo que a mi, que comprobé que antes que yo sólo lo leyó una persona, y eso sucedió en 1995.
Me parece bastante fuerte, la verdad.
El motivo por el que elegí esos libros fue porque muchos de los escritores a los que leo mencionan "El Gran Gatsby" y mencionan a Dostoievski, y necesito leer lo que ellos leyeron, primero por gusto por la lectura, y segundo para comprender mejor lo que escriben. Y me quedo alucinada de que en 12 años NADIE haya cogido un libro de Dostoievski en esta biblioteca. Por el amor de dios, si es que no se trata ya de si el escritor del milenio ni nada parecido.
Bueno, no sé si esto tendrá ya remedio.

6 comentarios:

Cathan Dursselev dijo...

Estamos en mundo donde la lectura no es "necesaria". Desgraciadamente son muchos los que no cogen un libro.

Aunque también puede ocurrir que, aquellos que leyeran cualquiera de esos libros prefieran tenerlos en propiedad.

Porque, supongo, cada lector tiene sus manías. Algunas sacan los libros de tres en tres. Otros solo leemos los libros que compramos. Aunque no siempre tengamos tiempo de leer todo lo comprado.

Bramida dijo...

puedo hablar de mi experiencia personal, por ejemplo cuando estudiaba en la facultad y quería leer algún libro, seguía los siguientes pasos:
0-si estaba en la biblioteca de mi casa ¡bravo!-y era la mayoría de las veces :)-
1-si podía lo compraba
2-si no podía comprarlo lo robaba
3-si no podía robarlo lo fotocopiaba
4-si no podía fotocopiarlo lo pedía prestado
5-si no podían prestármelo lo pedía para regalo de reyes o cumpleaños
6-si no me lo regalaban lo sacaba de la biblioteca (horreur, tiempo limitado, no poder escribir en los márgenes,posibilidad de perderlo, etc etc etc)
7-le pedía a alguien que lo hubiera leído que me contara la historia
8-en fin...

y hoy además hay mulas, internete.....eeeso sí, los hábitos de lectura han cambiado

Cathan Dursselev dijo...

para dejarte un libro, con lo fácil que es pasar del paso 4 al 2. (de prestado a robado, jajaja)

Bramida dijo...

en efecto, Cathan Dursselev :) de lo prestado a lo robado solo hay una de las múltiples maneras de interpretar "esa" realidad :P
un paso, vaya

Versus Die dijo...

Sólo he robado dos libros en mi vida jeje Uno fue una edición de El Señor de los Anillos que me prestó un chico de Jaén cuando vino a conocerme y al que nunca más quise volver a ver xD y el otro es un ejemplar de cuentos de Edgar Allan Poe que jamás devolví a la biblioteca de mi pueblo. Primero me sentí culpable, pero ya no, pues resulta que es una primera edición de hace más de 50 años.

Por otra parte, Cathan Dursselev, gasto el dinero que puedo en comprar libros y dvds, pero nunca es suficiente xD por eso recurro a la biblioteca, y bueno, aunque entiendo lo que dices... sabes por donde voy, tampoco hay mucha gente que compre libros de este estilo. No hay más que ver las superventas xD

Bramida, simepre he querido leer Guerra y Paz, cuéntamelo plissss ^^

qué majos sois por venir a verme :-)

Cathan Dursselev dijo...

Al menos sabemos que no lo más visto/leído es lo mejor. Imaginarse tener que leer el guión escrito del último Gran Hermano.

Y sí, todos hemos caído en "coger prestado" algún libro. Aunque reconozco que yo, a la larga, los devuelvo. Ya se sabe, lo que no quieras que hagan a tu biblioteca no lo hagas a la de otro.

Y, nuevamente sí, es imposible comprar todo lo que querríamos, pero en mi caso lo intento. No tengo otros vicios como el tabaco, me lo puedo permitir ^^

Y encantado de pasar a leerte.