Invitados de honor

sábado, 6 de septiembre de 2008

¡Maldito seas tú!

Que en la soledad de mis oscuridades nocturnas
acechas con tu presencia latente
y bajo un silencio estridente me entierras.


No soporto la calidez de tu aliento
que absorbe mis pensamientos puros
como si de un ladrón de sueños se tratase.


Atenazas mi corazón entre garras húmedas y agobiantes
que escarban lánguidas entre mis ilusiones,
arrancando todo lo que de provecho encuentren.


Huyo del filo de tu amor cortante
como quien huye del tronido de un volcán rugiente
mas ¿dónde esconderse de tu alma helada?


¡Maldito seas, amor no correspondido, amor ausente!
¡Vete y deja libre mi noche solitaria!
.

2 comentarios:

Ayrim dijo...

El amor es una mierda....Geniales versos.

Myuu dijo...

O_O es genial, me encanta