Invitados de honor

miércoles, 20 de mayo de 2009

No sabrás nunca

por qué los ojos se esconden tras los párpados,

por qué revolotean las manos al son de otro latir,

por qué un cuerpo busca otro cuerpo.


No sabrás nunca

por qué las palabras hieren como dagas,

por qué acarician como un susurro,

por qué se entrecorta la respiración.


No sabrás cómo llegó ni cómo lo perdiste.

No sabrás qué significa.

No sabrás quién soy.


El día se apaga,

El amor se acaba.

...Y yo me voy.


No sabrás nunca.

4 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Así es mejor a veces, ¿no? Amar en secreto. O no sé si es amar, pero admirar a alguien. Quererlo hasta la médula.

Un beso.

Angelical dijo...

¡¡¡ Que no se entere, que se jod...!!!! Después de todo el que no descubre solo ciertas cosas no se merece que se las cuenten.
Besos.

Jadeth dijo...

a veces hay que enseñar un poquito lo que hay...atreverse! podríamos sorprendernos! ;)

NityaYang dijo...

Creo que no me ha venido nada bien leer esto... me he venido a abajo...
No obstante.. muy directo, lleno, arrebatador.